Rusia

Moscú

Con la animación de sus calles, el denso trafico de la ciudad y los anuncios de neón, Moscú es la Nueva York de Rusia. La ciudad que nunca duerme y donde cualquier cosa es posible, un lugar en el que todo el mundo parece ser un triunfador por lo menos aspirante a serlo. Si embargo la vieja Rusia todavia resulta evidente, Las innumerables iglesias con sus torres coronadas por bulbos, los antiguos edificios y palacios y por supuesto, la Plaza Roja y el Kremlin, proporcionan al centro de la ciudad un carácter inconfundible. Moscú resulta familiar y exótica. Quizás sea este su encanto especial.

La escuela asociada, esta situada en el centro de la ciudad, a un corto paseo de la estación de tren de Bielorrusia, el final de trayecto de los trenes procedentes de Berlín y Varsovia. La escuela se encuentra en la planta baja con oficinas de diplomáticos y extranjeros y de corresponsales de periódicos internacionales en las otras plantas. El metro esta a menos de cinco minutos a pie. Cafés, restaurantes y tiendas abundan en los alrededores. La pequeña, acogedora y exclusiva escuela tiene 6 aulas, un centro de autoaprendizaje y tecnología avanzada, incluyendo Internet inalámbrico.

Moscu

San Petersburgo

San Petersburgo

La belleza de San Petersburgo reside en la armonía exclusiva de su arquitectura barroca, clasicista, ecléctica y modernista, todo ello realzado majestuosamente por el agua omnipresente. Actualmente, los interesados en la política mundial, los negocios y la cultura se reúnen en las orillas del Neva.

Explore este patrimonio cultural mundial que parece estar formado íntegramente por palacios, iglesias y canales románticos. Ninguna otra ciudad del mundo posee un centro histórico intacto de la magnitud de San Petersburgo. Y ninguna ciudad se esfuerza más por mantener su herencia de valor incalculable.